Mis favoritas...

martes, diciembre 29, 2009

Hola


"Qué te pasa viejo año, qué te pasa? Que ya tienes tu maleta preparada...."
Señor:
Te entrego las 8,760 horas que quiero vivir el próximo año junto a mis seres amados. De las 48 semanas del 2010, me conformo con sonreir en 36; las 12 restantes le corresponden a la mentruación y el mal humor que me ataca en esos días.
Guarda mis ojos de conjuntivitis para poder apreciar las bellezas que no pude ver en el 2009 y, disfrutar aun más de mi televisor; Protege mis oidos de malas noticias, y límpialos para poder escuchar con agudeza el CD de Samba que pedí de regalo en navidad, el cual mi mamá insiste en que suena a música "rara".
Gracias por cuidar mis piernas, Señor, y por permitirme bailar en la calle de noche, de día y de madrugada (especialmente). Gracias Señor, mil gracias.

En definitiva, coloco mis planes en tus manos; Permiteme dejar los temores en la funda de la basura que botaré con los desperdicios de la cena del 31, pa' que se los coma un perro viralata.

Bye, y gracias,


Sory.

miércoles, agosto 05, 2009

Regalo aéreo


"I'm like a bird, I'll only fly away
i don't know where my soul is
I don't know where my home is..."
Nelly Furtado

"!Eso es suerte!" fue lo primero que escuché mientras veía mi chaqueta del trabajo "premiada" con el regalito de una paloma universitaria que estaba "encaramada" en el tendido eléctrico de la UASD. Levanto los ojos y reviso mi cabello tratando de sentir algo humedo, pero no fue asi.

El vendedor de empanadas fue super gentil y me limpió la chaqueta con una servilleta mientras me repetía que eso era suerte y fortuna, por lo que no me quedó más remedio que cogerlo chillin, reirme y responder de manera esperanzadora "ojalá". De hecho, hoy pienso jugar un loto "uno nunca sabe".

A raíz de este suceso ya logro entender porque la paloma es el símbolo de la libertad; y es que, además de poder volar, viajar de un lado a otro, y vivir en las alturas, se puede hasta ca... donde le de la gana, incluso, en la cabeza de la gente jejej.

jueves, junio 25, 2009

En tiempos de Tayota...



"En tiempos de Tayota la sopita es un manjar".

No importa si es grasosa, o si el colesterol asecha, es mejor el sabor antes que vivir desabridamente "light".
(Filofía Soranyista)

jueves, junio 04, 2009

Historias...


En un taxi se escuchan muchas cosas. Bien lo dijo Arjona una vez, y su historia se volvió un clásico. “Eran las diez de la noche piloteaba mi nave/ era mi taxi un Volkswaggen del año 68…” En mi caso, la historia inició así:


1:30 p.m. y abordo el taxi en la entrada del edificio de la empresa. ¿Destino? La UASD. Quería invertir algunas horas de mi break para resolver varios asuntos académicos.

El taxista me abre la puerta trasera de un carro algo descuidado, y decido –como acostumbro- tomar la posición de co-piloto. Recuerdo que el calor era sofocante y el sol “pegaba en la madre”, y no tenía ganas de hablar mucho, a diferencia del chofer quien a pesar de la temperatura se veía de lo más cool.

Llegamos al 1er lugar y le digo “Chofer, espérame aquí, regreso de inmediato para que me lleves a otro sitio”. Me desmonto del vehículo, y mientras camino hacia la Facultad de Humanidades me puse a pensar en la buena fe que ese hombre depositó en mi, ya que éramos unos perfectos desconocidos y existía la posibilidad de que yo me desapareciera en la universidad y no regresara para pagarle, por ello traté de hacer mis gestiones lo más rápido posible.

Vuelvo a abordar el taxi y suena el celular del chofer. Él mira el número y decide no responder. Con tono de jocosidad dice: “Ay, no! Esa llamada es pa’ cobra’… y por desgraciá’ no le vua’ a dar na’…”. Ante este comentario no me quedó más remedio que reír y el taxista siguió su relato “No es por mal, pero es que esa mujer fue una abusadora”. “Ella quiere que le pague un dinero completo y lamentablemente no hay, además es una completa abusadora “. Vuelvo a reírme y le digo “Chofer, y qué fue lo te hicieron? Jejej”

“Lo que pasa es que esa mujer alquila tanques de Oxigeno y alquilé uno para mi esposa que sufría de Cáncer pulmonar” En ese momento siento un pequeño nudillo en la garganta y le pregunto-con la esperanza de escuchar un ¡Sí! -“¿Ella se sanó?... verdad”
-“No… murió hace dos meses”. Ufff, el nudo en mi garganta se volvió más grande, y la expresión ¡Mierda! la escuché bajito en mis adentros.

Camino al 2do. Lugar donde haría otra diligencia, el taxista continúa su relato. Me dice que a raíz de la enfermedad de su esposa contrajo muchas deudas y que la del tanque de Oxigeno era una de las más simples. Por ello hasta tenía su carro descuidado.

De regreso a la oficina le pregunté si tenía niños y él me respondió de manera afirmativa. Ante esa respuesta empecé a empequeñecer. “¿chiquitos?” -Continué- “Si, bien chiquitito… tiene 2 meses y pico…” respondió. "¡Mierda!" -La frase se me escapó otra vez, pero en voz alta. Eso me pegó- “ …Pero ese niño no lo tuve con mi esposa” confesó.
No soy quien para juzgar -pensé-.

“Lo más increíble de este asunto es que estuve con esa mujer una sola noche, me puse el condón, éste en el acto se salió y no le di importancia. A los 5 meses ella me dijo que estaba embarazada y en principio no le creí pero asumí la responsabilidad. Lo más irónico de la vida es que mi esposa y yo hicimos de todo para tener un hijo: tratamientos, pastillas e incluso pensamos en adoptar pero cuando enfermó dejamos de intentarlo”.

Honestamente, no podía creer lo que estaba escuchando, me sentía muy sorprendida al escuchar una historia tan impactante justamente en el asiento de un taxi. “Mi hijo nació 15 días antes de que mi esposa muriera. Él fue el regalo de Dios para mi vida… para que no esté solo”

viernes, mayo 29, 2009

viernes, marzo 06, 2009

Es...




...irónica, ilógica, impredecible, cíclica, sorpresiva, sarcástica, dulce, difícil, didáctica, tenaz, retadora, camaleónica...
Paradogicamente: enérgica y desgastante, justa e injusta, alegre y triste, color y sepia, tierna y tosca, celestial y terrenal...
Es... hermosa, esperanzadora, tierna, grandiosa, gigantezca, luminosa, musa, saborizada, bendita...

Es... inverosímil, fugaz, increíble, aleccionadora, cruel, caprichosa...

Es... la vida.

miércoles, febrero 11, 2009

Facundo


"...Haz sólo lo que amas y serás feliz.
El que hace lo que ama, está benditamente
condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar,
porque lo que debe de ser, será y, llegará naturalmente.

No hagas nada por obligación ni por compromiso, sino por amor.
Entonces habrá plenitud, y en esa plenitud todo es posible y sin esfuerzo,
porque te mueve la fuerza natural de la vida..."
("No estás deprimido, estás distraído"; Facundo Cabral. Cantautor Argentino)

viernes, febrero 06, 2009

Cosas y Cositas







Por culpa del Vaivén y las presiones del día a día me olvidé de las cosas "chiquitas". Esas cositas que saben a gloria cuando los finos manjares saben a tierra. Cositas que te estremecen el cuerpo sin costar ni $100, y que te invitan a sonreir sin importar si tienes los dientes careados.


Por un momento me olvidé de ella, por estar metida de cabeza los 365 días del 2008 tras alcanzar las de mayor tamaño, entonces, la vida me dio una lección. Me recordó con astucia que como en la moda: "menos es más". Por ello en mi listado de metas para el 2009 agregué los siguientes deseos:


1. Música y con ella mi deseo de aprender a tocar las cuerdas de una guitarra. Sentirme libre con ella y, cantar... solo cantar.


2. Sonreír, aunque a veces lo olvide.


3. Viajar. Hacer turismo interno y revivir lo chulo que se siente tomar carretera y descubrir los secretos a voces escondidos en mi tierra.


4. Dejarme envolver por la grandeza de la naturaleza en todo su esplendor. Creo que pocas cosas se asemejan a ella, y darme par de tragos de agua de manantial (esa agua sabe a gloria, no como la de botellones)

5. Pintar. Es una deuda pendiente.


Después de terminada mi lista agarré mi calculadora y empecé a sumar, al final entendí que mi mayor inversión sería disposición, mientras que las ganancias netas serían incontables.


miércoles, enero 28, 2009

Por qué me cuesta tanto ser como las hormigas?


Lamentablemente no puedo. Procuro prepararme psicologicamente antes de hacerlo pero el resultado siempre es el mismo. Lo siento, soy intolerable a ello. Entonces, cuando me encuentro sumergida en la situación me cuestiono: "porqué me cuesta tanto ser como las hormigas?".
Y es que las observo y una sensación de envidia y admiración me embarga al verlas disciplinadamente en su fila, felices, quizás.

No puedo. Las filas me desesperan. !En este país todo es una fila! Para el banco, supermercado, médico, la universidad, hasta para ir al baño.

He intentado con diversas estrategias para sobrellevar la situación mientras espero: leer libros y revistas, escuchar música, hablar con el compañero delante mio, tomarme un jugo, en fin... todo, y al cabo de un rato la sensación es la misma.

Un día me puse a analizar el caso y despues de unos minutos llegué a una conclusión: la diferencia entre las hormigas y nosotros es que ellas están en fila pero no estáticas, avanzan!!!!.
Por qué los humanos no podemos imitar los buenos ejemplos de los animales?